Enfermedades



Sin lugar a duda, que lo más importante en avicultura es poder mantener a las aves en el mejor estado de salud. Para esto obviamente hay que seguir toda las reglas de higiene necesarias, como prevención y defensa de la salud de los animales sanos, aislamientos y atención de los enfermos en tiempo oportuno.

La prevención de algunas enfermedades se pueden detectar a tiempo por medio de los EXCREMENTOS. 
Por esta razón todo avicultor debe conocer con la práctica que adquiera, las posibles causas de las enfermedades; sus síntomas, y su propagación.
No es necesario tener una práctica extraordinaria para descubrir a las aves enfermas entre la pollada; generalmente, cuando los animales se encuentran enfermos, se apartan de los demás y permanecen en lugares solitarios, su postura es anormal, encogidos, con el dorso encorvado y la mirada triste, o bien durmiendo la mayor parte del tiempo con las plumas erizadas, crestas y barbas descoloridas, cuando caminan lo hacen con pasos vacilantes y muestran cansancio. A veces hay señales de diarrea en las plumas cercanas al ano.
Hay otros muchos signos fáciles de notar los que, al descubrirse, se deberán separar inmediatamente.
En el gallinero se deberá observar a primera hora de la mañana, los EXCREMENTOS depositados durante la noche, pues se pueden encontrar en ellos datos valiosos sobre la salud de la pollada. Deyecciones anormales o sospechosas, son señales de alarma para procurar descubrir al o a los enfermos.
Los EXCREMENTOS normales deben tener color aceitunado y un copete blanquecino en un extremo, que es la orina del ave, y deben ser consistentes. A veces, aparecen deposiciones diarreicas que por su olor, color, y consistencia, acusan alteraciones en la salud. Estos datos pueden ser muy útiles para orientarse en la identificación de alguna probable enfermedad.
Algunos signos que se presentar:

SEÑAL DE ESTREÑIMIENTO: es cuando el excremento es seco, duro, en pedacitos redondos expulsados con esfuerzo.
ENTERITIS GRAVE: cuando es diarrea sanguinolenta y brusca.
INFLAMACION INTESTINAL: cuando el excremento es blanquecino, blando, acuoso o con moco.
ALTERACIONES LEVES DE LA DIGESTION: cuando el excremento es sin forma, bastante líquido, color aceitunado o ligeramente amarillento.
TIFUS: cuando es abundante la diarrea, amarillenta o verdosa.
DIARREA BLANCA BACILAR: esta diarrea ataca principalmente a los pollos y es blanca, viscosa y se les pega en las plumas del ano.
COLERA y otras enfermedades graves: diarrea abundante, color grisáceo o blancuzco y sanguinolenta.
TUBERCULOSIS: al principio diarrea ligera y más tarde abundante y de color verdoso o amarillento.
COCCIDIOSIS: esta enfermedad se presenta con diarrea blanca como yesosa, algunas con rastros de sangre que hace pegajosas las plumas alrededor del ano.
GUSANOS Y PARASITOS: se presentan excrementos diarreicos, escasos, de color negruzco o amarillento y con granos de alimento no digeridos.
Inmediatamente que aparezca alguna gallina con sintomas de enfermedad, se procederá a su separación, pues es necesario considerar como contagiosa a toda ave enferma y hay que evitar la propagación del mal.




Esta paguina etsa todo lo referente a las enfermedades de los pollos 
Guia de manejo sobre las enfermedades de los pollos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada